la hora del te


Felisa: te digo que la hija de Miguelina está embarazada…
Cleo: ¿te lo dijo la de la mercería…?
Chuchi: te crees tú que a esa no se lo hacen todo…
Cleo: ¡te puedes imaginar…!
Chuchi: te mira como si fuese más que tú, oye…
Felisa: te has dado cuenta, ¿verdad…?
Chuchi: te digo yo que la operaron, que lo sé de buena tinta…
Felisa: ¿te vas ya…?
Cleo: te espero mañana por la mañana en la esquina… tamañana
Chuchi: te acompaño hasta tu casa, vamos hija…
Felisa: te doy eso antes de que venga Manuel, que no tiene por que enterarse…

6 comentarios sobre “la hora del te

  1. je, je, la españa transgeneracional preocupada por la vida del de enfrente, la de la hipocresía y la maledicencia, la ignorancia y la superficialidad, religiosidad de postal a falta de sensibilidad y cultura

  2. desde aquí un mundo de ánimo para kitti, a quien el mundo se empeña en prejuzgar, en golpear, en endurecer su sonrisa, su vital indiferencia, con estúpida crueldad

    a la manera de los grandes embrujos yo te digo: ELLOS SE LO PIERDEN

    ;)

  3. Sobre todo refleja muy bien el ambiente cerrado, enrarecido y endógamo de los pueblos pequeños, que tan hostil nos resulta a los que somos forasteros.

  4. espero lusketes q nunca lo hayas sufrido en tus carnes!! la gente e mu güena, pero mu tocha mu tocha, aún hoy en día y en ciudades pequeñas como león

    ;*

  5. Mil gracias sala, no solo por tus ánimos en mi pequeña cruzada contra el mundo, sino en especial por escuchar con atención y comprensión mis crónicas.
    La gente vive muy preocupada por las vidas ajenas. Visto fríamente, cosa que el domingo era incapaz de hacer, creo que tan solo es una forma de supervivencia, una forma de encontrar consuelo ante la soledad y el vacío de sus vidas, ante sus carencias e inseguridades. Hablando de los demás evitan hablar de sí mismos y dejar sus mentes desnudas ante el juicio del resto.
    Resulta inevitable juzgar e incluso a veces prejuzgar, pero puesto que en este tema todos somos víctimas y verdugos, deberíamos otorgarnos al menos el beneficio de la duda y ocupar mas tiempo en conocernos a nosotros mismos y vencer nuestros miedos.

    Tal vez he resultado moralista, lo siento no era mi intención, pero en este tema mi objetividad se anula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s