epílogo

La pragmapausa cambia de residencia habitual, pero esta de aquí no se desvanece. Es la pragmapausa estática y por siempre lo será en WordPress.com

Para asomarse y habitar la pragmapausa cinética entra por aquí.

Gracias a todos los que os asomasteis y os sigáis asomando.