letra en la canción de cuna

Él trabaja frente al ordenador, frente a una ventana muy grande a través de la cual entra abundante claridad y en una habitación desordenada de un modo sistemático, esto es, con pilas de libros, de disquetes, cedés y montones de carpetas repletas de papeles, viéndose que se trata del refugio de un creativo. Parece molesto por su falta de concentración y de mal humor, e insinúa con algún comentario cargado de amargura que no va a tener tiempo de terminar el trabajo que ya debería haber entregado. A través de su ventana, en la fachada de la casa de enfrente, se ve una ventana cubierta por la persiana.

La persiana se abre ruidosamente, tanto que molesta su concentración, y él, desbordado por la rabia, se queda mirando y ve a una chica que descorre las cortinas, repara en él y le saluda con una mano mientras sujeta algo sobre sus labios con la que le queda libre del saludo.

Imbécil, o algo parecido insulta él mientras informa al aire que le rodea, donde no hay nadie para escucharle, que lleva varios días con sus noches trabajando de continuo y que por ello mismo hace mucho tiempo que no duerme.

Él trabaja frente a su ordenador o busca entre sus montones y entonces comienza a oír pitidos, es decir, sonidos agudos y molestos producidos por un pito o un silbato de esos que suelen llevar los monitores de natación para que les haga caso la jauría de pequeñajos. No son pitidos en el oído como dicen que ocurre cuando alguien habla mal de ti.

Con las manos sobre las orejas y cubriendo el oído para evitar el sonido estridente, mira a través de la ventana y repara en que su vecinita, que da vueltas por la habitación con la mano todavía en su boca, sigue sujetando algo. Ella le devuelve la mirada cuando retira el objeto sujetado y el pitido cesa, le está sonriendo, vuelve a sus quehaceres, devuelve la mano a la boca y el sonido se reanuda y él contiene un grito y aplasta sus orejas con la palma de sus manos y aplasta sus ojos en una mueca de insoportabilidad y desesperación.

Se levanta mascullando sin llegar a formar ninguna palabra o incluso sílaba reconocible y arranca el monitor del ordenador de su escritorio forcejeando con las conexiones de los cables hasta que ceden. Sale corriendo de la habitación. Sale del portal atropellando el aire con gesto de fiera. Sube por las escaleras vomitando el aire que devora y que inflama con su mirada, en sus ojos. De una patada entra en un piso, el de la vecina. La puerta no es de seguridad y cede, vaya si lo hace. Corre a través de las habitaciones y ella sale a su encuentro en el pasillo, con el aspecto desconcertado que muestra quien va a la búsqueda de lo que no entiende que esté pasando. Aún sigue con la mano sujetando el objeto entre sus dientes pequeños y blancos. El pitido es ensordecedor y ella grita y agita la cabeza con el gesto más desesperado que puede forzar un rostro bonito como el de ella. Él levanta el monitor y con los ojos cerrados, en una escena cuyo tempo se dilata tanto que parece transcurrida a cámara lenta, lo estrella en su cabeza incrustándolo por la pantalla hasta los hombros. Ella cae como una pluma mientras el tiempo recupera su ritmo habitual, la mano ha salido despedida de su boca pero aún conserva el objeto que mantenía, y cae con y junto a ella. El pitido ha desaparecido y sólo se le oye solo que se atraganta entre suspiros sollozos quejidos e inmensas bocanadas de aire. Su mirada gravita hacia la mano culpable y asesinada y encuentra que los dedos semiabiertos pero agarrotados sujetan un palo de regaliz que es bastante grueso y bastante corto y que desparrama sus melenas rubias que están bastante chupadas y mordidas sobre las que hay una gota de sangre que brilla con la luz artificial. No se oye pitido alguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s