poemas 19 20 y 21

19.

A veces siento
un aliento depredador
el mío propio
en la nuca

20.

Con voz
dulce y clara
de mujer
voy a declarar
que soy un hombre

21.

Por cada segundo
que yo estoy vivo
tú estás muerto

es decir

por cada segundo
que yo estoy muerto
tú estás vivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s